Una inusual imagen de la totalidad de las camas vacías se observa la mañana de este Domingo de Resurrección en el área de emergencia del hospital Darío Contreras.

Durante todo el transcurrir del feriado de Semana Santa la afluencia de pacientes a este centro, tradicionalmente congestionado, ha sido muy baja, lo que mantiene sorprendido y satisfecho al personal de salud que allí labora.

El ortopeda Oliver Cruz Castillo, dijo que en los últimos años no se había presentado una baja tan significativa en las áreas de emergencia.

En ese sentido, espera que el comportamiento de la población al final del asueto siga siendo de madures. Dijo que aunque se han presentado algunos casos de pacientes accidentados han sido mínimo.

Estadísticas

Desde el jueves hasta la fecha, el Darío ha recibido 502 emergencias, de las cuales 91 han sido motocicletas, 38 de automóviles, 11 heridos por armas blanca, nueve por armas de fuego, 54 fruto de riñas y durante los cuatro días solo se han registrado 54 ingresos, por lo que el centro continua con camas disponibles.

No hay comentarios

Dejar respuesta