El mensaje del sermón de las Siete Palabras de la iglesia Católica con motivo del Viernes Santo centró sus críticas a aquellos patriotas y nacionalistas “rancios” que siembra el odio y la xenofobia contra los inmigrantes, en especial los haitianos.

En la primera palabra: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”, el padre Faustino Burgos criticó a los nacionalistas que promueven el odio, el rencor y la xenofobia, revestida de falso nacionalismo o falso pudor, creando zozobra, intranquilidad y viendo fantasmas donde no los hay.

Mientras que en la segunda palabra: “En verdad te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso”, el sacerdote Miguel Ángel Amarante sostuvo que es urgente la conversión de tantas personas aferradas a un patriotismo barato que se encarniza contra inmigrantes, “que aunque con cultura diferente a la nuestra no dejan de ser personas y por tanto, merecen respeto. Y qué de decir de los responsables de regular la migración y la seguridad fronteriza, ellos también necesitan esa conversión y tratar el tema con seriedad, no utilizar la situación para enriquecerse, explotar y traficar con seres humanos.

En la tercera palabra: “Mujer, ahí tienes a tu hijo. Hijo, ahí tienes a tu madre”, el padre Nelson Antonio Acevedo, también manifestó que hay grupos de malos dominicanos y dominicanas fomentando la xenofobia con los vecinos haitianos.

“Es verdad que no podemos recibir a todos los ilegales haitianos que cruzan por la frontera pero tratar de incentivar en los más ignorantes un nacionalismo rancio y barato que no toca a quienes se benefician de la mano barata de los trabajadores haitianos ni reclaman la aplicación de las leyes laborales”.

No hay comentarios

Dejar respuesta