La playa de Bahía de las Águilas recibió menor asistencia de vacacionista esta Semana Santa en comparación con años anteriores, según trabajadores del lugar.

Unas mil personas estuvieron entre la mañana y tarde del sábado Santo bañándose en la considerada aguas más cristalinas del mundo, en la cual se espera mayor inversión en los próximos meses para el desarrollo del turismo de toda la región sur del país.

Al ser cuestionado por el periódico El Nuevo Diario a algunas de las personas encontradas de su parecer con la baja de vacacionistas, estos coincidieron de que el olvido de mejorar las condiciones de la carretera desde Cabo Rojo, hasta Bahía ha hecho perder el interés de nacionales y extranjeros de ir cada año al este destino.

Por Héctor Romero

No hay comentarios

Dejar respuesta