El domingo de Resurrección es el día en que culminan las ceremonias de Semana Santa y la población que desde la noche del sábado van llegando a la Plaza Mayor y calles aledañas campesinos feriantes, turistas y pobladores. En el lugar hay bandas de música, conjuntos tradicionales de guitarras, mandolinas, quenas, violines y arpas, la gente baila, toma licor y canta a lo largo de la noche en una verbena popular y quema de fuegos artificiales, todo esto esperando la procesión matutina.

Luego de la Misa, sale la imagen de Jesús Resucitado en un anda decorada majestuosamente, de extraordinarias proporciones y con cientos de cirios encendidos que contrastan con el amanecer del nuevo día. Su aparición es recibida con aplausos, estallido de cohetes, bombardas y encendido de un castillo de artísticas formas y colores.

La procesión recorre todo el perímetro de la plaza mayor, a su paso además de los juegos artificiales se quema retama (chamiza) que con su fulgor y crepitar otorgan un ambiente de fiesta y regocijo. Esta procesión es la más impresionante de Semana Santa, por su significado y la magnitud del enorme trono debajo del cual hay cerca de 300 cargadores anónimos del pueblo, que sin mayor organización se turnan con la masa de gente deseosa de llevar en sus hombros al Cristo Resucitado.cargado por aproximadamente 200 devotos.

En este día el nuevo mayordomo recibe la bandera y la insignia para el siguiente año, en la esquina de la Universidad, en una breve y significativa ceremonia con aplausos de los fieles.

Concluida la procesión en el atrio de la Catedral se oficia una misa y luego la imagen ingresa al templo entre cánticos y vítores. En la tarde, se realizan carreras de caballos de hombres y mujeres, especialmente de éstas últimas a quienes en el pueblo llaman “amazonas”, que por lo general son campesinas que provienen de la región de Cangallo, lugar donde se refugiaron los últimos “almagristas” dando origen a una descendencia peculiar, los bravos jinetes “morochucos”, campesinos con marcados rasgos españoles, de ojos claros, azules, barbados y rubios.

La Basílica Catedral de estilo aproximadamente barroco fue concluida en 1672. Consta de 3 naves procesionales y cuenta con retablos de gran monumentalidad, todos dorados con pan de oro, la portada del Tabernáculo y su altar mayor muestran relucientes de plata.

No hay comentarios

Dejar respuesta